Kikos caseros al punto de sal, curry y cayena

Siempre que una bolsa de revuelto de frutos secos aparece sobre la mesa surge el debate. Hay quien abomina las pasas, los garbanzos secos, las habas fritas… Suele encontrarse mayor consenso en torno a los cacahuetes o los distintos tipos de pipas. Y luego están los kikos, uno de los principales dolores de cabeza de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción y mi elemento preferido de las bolsas de «pispejo», como se conocía por aquí en mi infancia a esa mezcla de aperitivo seco.

Hacía ya mucho que quería meterles mano en la cocina y tratar de elaborar una versión un poco más saludable, huyendo como mínimo de la palada de sal que suele acompañarlos y quizá también de aromas innecesarios que bien podemos sustituir por las especias que más nos gusten en casa. Porque, en serio, ¿qué tipo de barbacoas conocen los fabricantes de kikos con «sabor barbacoa»?

Después de probar varias recetas alternativas, por fin hemos encontrado el punto perfecto que nos gusta en casa. Evitar la fritura al 100% nos habría alejado del sabor que buscábamos, pero al menos reducimos el contenido de sal y nos entretenemos un rato con las materias primas y los ingredientes que nosotras mismas hayamos elegido. Es importante también contar con un tipo de maíz duro apropiado para este menester; el maíz crudo para palomitas corresponde a otra variante que no funciona bien en este tipo de receta.

¿Vamos allá?

Continúa leyendo Kikos caseros al punto de sal, curry y cayena