Croquetas de guiso de ternera y de pollo con verduras

Croquetas caseras #amimanera

En esta casa no hay receta de croquetas. Se hacen a ojo de buen cubero. Ni siquiera es habitual que programemos el hecho de preparar croquetas. Se hacen cuando sobra cualquier tipo de preparación apta para formar parte del relleno de una croqueta. Es decir, casi cualquier cosa. Las últimas que hemos hecho han sido de gambas, de pollo, zanahoria y cebolla, y de carne guisada. Mi madre las hace de vez en cuando de morcilla, de huevo cocido, o de jamón.

La lista de la compra

Los ingredientes de nuestras croquetas son tan improvisados como la receta en sí misma. Aun así, hay varias cosas que no pueden faltar:

  • Un plato de sobras tan ricas como la del último guiso de ternera con que nos obsequió mamá. También nos puede servir la carne con la que ya no hemos podido del pollo asado del domingo o, por qué no, algunos de los ingredientes que hayamos utilizado para preparar un buen caldo de pollo y verduras, por ejemplo.
  • Harina, blanca o integral. Nosotros alternamos mucho, aunque tratamos de que la integral forme parte más habitual de nuestras elaboraciones. Lo único que debemos tener en cuenta es que no se comportan exactamente igual a la hora de absorber líquido, así que si nos guiamos por una receta más estricta con las cantidades habrá que tenerlo en cuenta.
  • Leche, que también podemos sustituir por algún tipo de bebida vegetal que nos guste. Ya sabéis que cada una deja un regustillo particular y que no todas son igual de dulces, así que es posible que unas combinen mejor que otras con el relleno que hayáis elegido. Nosotros nos quedamos con más o menos 500ml de leche entera para las croquetas de carne guisada que os presento hoy.
  • Pan rallado y huevos para el empanado. La cantidad dependerá del número de croquetas que os vayan a salir con vuestra masa.
  • Aceite de girasol, que es el que utilizamos en esta casa cuando hacemos alguna fritura de este tipo.
  • Aceite de oliva virgen extra para el sofrito.
  • Sal.

El camino a la perdición

  1. Toda receta que se precie debe comenzar con un buen sofrito de cebolla. ¿Unas croquetas? Sofrito de cebolla. ¿Un guiso? Sofrito de cebolla. ¿Un bizcocho de chocolate? Sofrito de cebolla. Así pues, picamos bien media cebolla y la ponemos a pochar tranquilamente en una sartén amplia con un chorrito de aceite de oliva.
  2. Preparamos las sobras que vayamos a utilizar para poder incorporarlas a la masa. En nuestro caso, desmenuzamos bien la carne del guiso que mamá dejó bien tierna después de varias horas de «chup-chup». Como es un relleno potente, tendremos cuidado a la hora de salar el conjunto porque probablemente no necesite nada más que una pequeña rectificación.

    Añadimos las sobras de guiso al sofrito

  3. Cuando la cebolla esté lista, añadimos las sobras ya picadas y mezclamos todo bien antes de incorporar la harina. En este caso utilizamos unos 200g —medidos muy a ojo—, pero la cantidad variará completamente en función de cuántas sobras tengáis a mano. Dejamos que la harina se cocine lentamente removiendo bien para que se mezcle toda la masa.

    Añadimos harina a la mezcla

  4. Añadimos la leche entera poco a poco mientras damos vueltas al conjunto y hasta que veamos que espesa a nuestro gusto. Podemos ir dejando reducir de vez en cuando si vemos que queda demasiado líquido, pero habrá que tener cuidado para que no se quede seca la masa y para que no se pegue. Lo ideal es que el relleno sea bien cremoso, aunque es importante encontrar un equilibrio entre la cremosidad y la practicidad: si nos flipamos es probable que no haya humano capaz de empanar las croquetas sin que se desintegren.

    Masa para las croquetas de guiso de ternera

  5. Dejamos enfriar la masa para que nos resulte más fácil manejarla a la hora de hacer las croquetas. Después de unas horas al fresco estará lista para el paso final.

    Empanando croquetas en equipo

  6. Con la ayuda de un par de cubiertos, con las manos, con una manga pastelera o con un molde para croquetas, preparamos las bolas de masa y las vamos pasando por pan rallado, huevo batido y pan de nuevo. Al lado tendremos un plato espolvoreado con pan rallado en el que iremos metiendo raciones de croquetas al congelador para tenerlas listas para el día que queramos freírlas. Nosotros no solemos comerlas al momento nunca; somos más de pegarnos un día la panzada cocinera y dejarlas en el congelador hasta el día en que nos venga bien una cena rápida. Así podemos mezclar diferentes tipos de croquetas y hacer que el menú no sea tan monótono.

    Croquetas listas para congelar

El truco final

Cuando hago yo las croquetas, me gusta rematarlas con una segunda capa de empanado «huevo + pan». Eso hará que queden más crujientes una vez fritas. De vez en cuando nos gusta probar con pan rallado casero o mezclado con otros cereales bien picados, con ajo en polvo o con alguna otra especia exótica que se nos ocurra. Los resultados no defraudan.

Anuncios

3 thoughts on “Croquetas caseras #amimanera”

  1. ¡OHHHJJJJ…! Son las 8:30 de la mañana, y ya me has puesto a salivar, tío… Las croquetas precisamente no son un elemento que me haya dado por preparar, fíjate; no sé si por pereza o por qué. (Probablemente porque las sobras las reutilizamos de otras maneras, y para croquetas, ya tiramos de las que nos surte “la abuela”, que eso es otra liga, claro…) Pero ya hace tiempo que ronda mi cabeza el romper la barrera y liarme con ello…

    Me gusta

    1. Jajaja, no se puede leer recetas de croquetas a esas horas, hombre, sobre todo si ya tienes la comida hecha para luego y son judías verdes 😉

      Claro, teniendo proveedor oficial de croquetas de esa categoría no me extraña que no las hagáis en casa con el tiempo que lleva. Nosotros también usamos las sobras para empanadillas, nuevos guisos y todo tipo de cosas, pero 2 ó 3 bolsas de croquetas variadas no pueden faltar en el congelador para una noche de antojo 😀

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s