A papá

A papá

No soy amigo de «días de» institucionalizados a ritmo de anuncio de perfume. Llego por eso casi a propósito tarde —cómo si no— al del padre, al del mío. Pero como más vale tarde que nunca, también a él quiero decirle ahora lo que tanto me ha costado decirle a la cara durante años: que lo quiero, como quiero a mamá.

Mi padre es seguramente la persona del mundo a la que más me parezco. Y no solo físicamente, que también —y cada vez más, dicen algunos—. Ya se sabe que nunca hay unanimidad en si el niño ha salido a papá o a mamá. Hace apenas unas semanas me reconocí en él cuando le decía a nuestra hija que se sentara bien en el sofá. El abuelo estaba delante y me reí recordando la infinidad de veces en que él nos aconsejó a nosotros hacer lo mismo por el bien de nuestra hoy maltrecha espalda. Cuántos ojos en blanco soportaría aquel sofá de un hijo poco obediente para según qué cosas…

Mi padre es la persona más trabajadora que conozco, seguido muy de cerca por mi hermana, que también ha debido de encontrar una buena referencia vital en él. Si no hubiera sido mi padre, seguramente habría tenido que reconocer en él al mejor profesor de mi etapa escolar, uno de esos que viven por y para sus alumnos, de los que se desviven por su colegio y por su vocación. No me dedicaría hoy yo a mi trabajo si no hubiera pasado con él tantas horas dibujando letras, construyendo carteles, decorando aulas…

Si adoro la fotografía, la música clásica y la naturaleza es gracias a él. Mi padre no nos llevó al fin del mundo en avión, pero nos abrió las puertas de par en par de una patada y nos soportó en volandas durante años recorriendo cada rincón de España, cada pueblo y cada ciudad, cada valle y cada montaña. De mi padre aprendí el gusto por cuidar los detalles, las ganas de organizar, y la obsesión por la puntualidad. Mi padre me enseñó a escribir, a teclear junto a mi hermana en aquellas dos viejas Olivetti que un día malvendimos y que tanto claqué bailaron en aquellos veranos que pasábamos juntos en casa. De mi padre heredé la receta de tortilla de cebolla que hoy es uno de nuestros platos favoritos en casa.

Mi padre nunca ha sido un hombre de muchas palabras, igual que nunca lo seré yo. Sin embargo, siempre supo y ha sabido encontrar las pocas que me hacían falta. Como cuando me regaló aquel libro dedicado cuando yo más lo necesitaba. Como cuando me escribió aquella nota abriéndome los ojos al mal que le estaba yo causando a mamá, a la mía, a mi madre.

Hay quien se mira un día en el espejo y contempla horrorizado el retrato joven de un padre al que nunca habrían querido parecerse. Ojalá yo pueda algún día decir aquello tan manido de que me he convertido en mi padre. Si es así, aunque sea solo un poquito, será señal de que he conseguido ser un hombre bueno, un padre maravilloso y una persona entregada a los que me acompañan en el camino de la vida.

Gracias, papá. Te quiero, papá.

Anuncios

3 comentarios sobre “A papá”

  1. Qué bonito, Enrique, de verdad. Me has emocionado. Yo veo en ti a ese padre maravilloso que describes. Estás más cerca de ese deseo de lo que piensas. Si te digo la verdad siento una envidia inmensa por los afortunados que habéis sido vosotros de tener unos padres así. Lo veo en vosotros, en Adrián y en muchos otros. Ojalá yo pueda ofrecerle a mis hijos ese regalo, pese a la mochila. Beso enorme. Sois increíbles.

    Me gusta

    1. Eso es porque nos miras con buenos ojos :_). Pero sí, aunque nos quejemos de muchas cosas, tenemos también que estar muy agradecidos. Ten por seguro que tú estás escribiendo una historia completamente distinta en el libro de la vida de tus hijos. ¡Un beso grande!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s